domingo, 25 de enero de 2009

Tragedia

Con trágica puntualidad
cientos de muertos otra vez,
es la nueva barbaridad
del terrorismo sin frontera.

En su gran estupidez
que quiere matar entera
a toda la humanidad.

Esta vez además
de los muertos
nuestros hermanos,
tenemos que lamentar
en las urnas enterarnos
de nuestro fracaso escolar.

Casualidad que ocurriera
en día tan propicio
para que así se pudiera
lo que ya estuviera
preparado desde el inicio.

Ante tan doble fatalidad
la de los muertos y la del comicio
cabe resignación en esto
demostrar lealtad
y por los muertos rezar presto
Don José Luis tuvo suerte.

A costa de la gran tragedia
y del rondar de la muerte,
se llevó de los votos la media.

Nos cabe resignación
y esperar pacientemente
lo que tenemos en mente
es nuestra condición.

Cuatro años no son nada
y Dios mediante podremos
restablecer la normalidad
y en muy buena hermandad
el favor del pueblo tendremos.

Que nos perdonen las víctimas
de este espantoso suceso
por creer que su sacrificio
fue la causa de nuestro receso.
A no valernos del maleficio
Dispuestos estamos por eso.

Poeta Invitado: El niño de la Puebla
Poema semifinalista en concurso poético realizado en Madrid.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.