jueves, 20 de noviembre de 2014

Despedida al Niño de la Puebla

Hace ya un año nos abandonó el el Niño de la Puebla cuyas poesías aparecían en este blog como una colaboración especial de una persona que con 90 años tenía aún la vitalidad por compartir lo que escribía.

He estado alejada del teclado, pero prometo retomar la escritura a los fieles lectores.


Gracias

Ibeth

sábado, 24 de abril de 2010

Semana Santa

En Semana Santa estamos

Tiempos buenos para rezar

Que además del cuerpo descansar

Pensar en la Pasión debemos



Es corriente que nos dediquemos

A un lugar de ocio buscar

Sin contar que también tenemos

El fervor que procede encontrar



Si es bueno y lo permite el tiempo

Salen las enfervorizadas procesiones

Y enarbolan todas sus pendones

Disponiéndose a marchar al campo.



Los costaleros muy sacrificados

Ponen sus espaldas con abnegación

A lo largo de toda la procesión

De los pasos a la calle sacados



Desde las balconadas enjaezadas

Una y múltiples saetas salen

Por aplausos del público animadas

Y un clamor general valen



No hay que despreciar la contribución

Del inmenso público expectante

Al realce de la gran procesión

Que no es nada irrelevante
El niño de la Puebla

lunes, 8 de febrero de 2010

Navidad

Para todos los niños de "El Niño de la Puebla"


Ya se fue, madre, la Navidad
Este año, se fue como los otros
He visto el pesebre de Soledad
Había pollitos, cerditos y potros

Y el niño con su madre, he visto
Estaba José de la familia el padre
El buey y un caballo muy listo
Y la vecina, su buena comadre

Llegaron los Magos de oriente
Con sus soberbios Camelos
Y sus pajes también de poniente
Con sus enjaezados caballos

Ofrecieron de presentes al niño Dios
Que en el regazo de su madre estaba
Oro, incienso y mirra entre varios
Mientras la madre a Dios le rezaba

Y los pastorcillos del campo mientras
Esperaban para hacer sus presentes
De sus mejores productos las muestras
Sin mostrarse por ello indolentes

En lo alto del cielo inmóvil permanecía
La estrella que a los magos orientó
Y cuando el nuevo día amanecía
Volverles de vuelta a casa prometió

Por mandato del malvado Herodes
Debían, los Magos hacerle saber
Antes de regresar a sus sedes
Donde encontrar al niño poder

Y es que sus malvadas intenciones
No entraba la de al Niño Dios adorar
Sino eliminar las premoniciones
Y el obstáculo de su reino borrar

Esta historia puntual y hermosa
La del Niño y la redención
Es una narración preciosa
De los libros sagrados la colección.

martes, 10 de noviembre de 2009

La Guerra


Padre, me voy a la guerra
Hay que defender la patria
Que es nuestra querida tierra
Hay que demostrar hombría

El enemigo que en esta ocasión
Nos ha atacado con saña
Encontrará su perdición
En la presente campaña

Ya se oyen los clamores de la guerra
Ya las bombas estallan por occidente
Ya tiembla toda la nuestra tierra
Y también se oyen por oriente

Pero no hay nada que temer
Nuestros valientes soldados
Con energía mucho valor poner
Y los enemigos salen desolados

Y en aquel glorioso atardecer
Del día de la gran batalla
Pudieron nuestros soldados saber
Que el pueblo en júbilo estalla

Por la gran victoria obtenida
Sobre enemigo en desbandada
Y de Dios la gracia merecida
Sea por siempre alabada
"El niño de la Puebla"

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Mi Morera (El Niño de la Puebla)

Tengo una morera hermosa
En el patio-jardín de mi casa
Que es soberbia y graciosa
Y me proporciona sombra sin tasa

Sus largas ramas se extienden
Del patio en todas direcciones
Y con ello siempre pretenden
Colmar todas mis ilusiones

De su robusto tronco a la vera
Me siento a leer y descansar
Seguro que el sol no dejará pasar
Mi encantadora morera

Al amparo de su protección
La mesa a mediodía se prepara
Y su sombra toda mi familia acapara
Aprovechando su gran dimensión

Es asombro de propios y extraños
su entorno quedará para la posteridad
al igual que en la dehesa los rebaños
son admirados con curiosidad

Mi querida morera es estéril
No dá fruto ¡que pena!
Al igual que las aguas del Sena
No pasan por Estoril.

viernes, 12 de junio de 2009

La Vaca Lechera


Tengo un amigo que es primo
de un bandido calabrés
que un día hizo un timo
a un menestral cordobés

Díjole vente conmigo
que yo te quiero enseñar
de una vaca a ordeñar
es verdad lo que te digo

Muchos litros de leche salieron
de la hermosa vaca mía
y el amigo y su hijo quedaron
con gran admiración a porfía

En mucha estima me la tengo
y me veo con pena obligado
a venderla y a usted le propongo
un trato fiel y estirado

El trato presto cerraron
y atando a su carro el menestral
la vaca a quien puso un ronzal
de allí ligeros marcharon

La vaca era tuerta y coja
y la leche que parecía
de sus ubres proceder
no era sino depender

De una redoma roja
que en lo alto del establo había

(“El Niño de la Puebla”)

jueves, 4 de junio de 2009

Homenaje a las Fuerzas Armadas. 31 de mayo de 2009


Magnífico homenaje y espectacular
el que se nos ofreció en el día ayer
donde las fuerzas armadas con su poder
mereció la grande atención llamar
de la cántabra población de Santander;

Del cielo descendió con gran admiración
del noble, entusiasta e inmenso gentío
que poblaba la municipal explanada
la enseña bicolor de nuestra nación
toda la gente expectante quedó admirada;

El tiempo se comportó como en el estío
aunque el solsticio de verano no era llegado
más pareció que hubiera sido pasado,
para que así la gran demostración se pudiera
y en el gran mástil nuestra insignia estuviera;

De la suprema representatividad del estado
no me es lícito dejar de hacer mención
porque eso es lo que en ley procede
de la supervisión presencia y dirección
en el puesto de honor el rey aparece

(“El Niño de la Puebla”)
1 de junio de 2009